Tiempo para vos. Así, como una reunión inamovible, como que si no asistís te descuentan del pago o se te arma un desastre en toda tu cadena de producción. Así de exigente deberías ser también con tomar un tiempo para vos cada día.

Son demasiadas las mujeres que conozco que se pasan trabajando, dentro y fuera de la casa, dando todo para los demás y muy poco para ellas mismas.

Están exhaustas, adictas a ese ritmo acelerado, a esa multitarea que nos caracteriza, a ese querer encargarse de todo.

Lo peor es que, a pesar de hacer muchísimo cada día, van a dormir cada noche con esa sensación de no haber terminado un montón de cosas.

Muchas veces caemos en el error de que al hacer más, al estar constantemente ocupadas, logramos más. Pero manejar efectivamente el tiempo, para una mayor productividad, también debe contemplar espacios de ocio y recuperación. No sólo en vacaciones o fines de semana, sino un poco cada día.

Si no tenés tiempo para leer, probablemente no estés administrando bien las horas de tu vida.

Qué es y qué no es “tiempo para vos”

Tiempo para vos es un momento del día (cada día) que dedicas a tu persona, tu espíritu, tu alma. Es parar un rato con las obligaciones externas, darte unos mimos y disfrutar tu vida.

Cada una puede tener su manera: puede ser salir a caminar, ir al gimnasio, leer, ver una serie, hacerse un masaje, escuchar música, meditar, ir a la peluquería, hacer manualidades.

Pero debés tener en cuenta qué no es tiempo para vos.

Tiempo para vos no es trabajar en tu emprendimiento personal, cursar un MBA, pasar tiempo con una amiga tus hijos o tu pareja. No, aunque estoy plenamente de acuerdo en que inviertas tiempo en todo esto (da para otra post), en este caso de lo que te hablo es tiempo para vos, algo muy diferente y necesario para lograr el equilibrio.

Caminata en el Ñu Guasu.

Beneficios para vos y para los demás

Es probable que al tomar tiempo para vos te sientas culpable e incómoda con la sensación de que no estas produciendo. Sin embargo tenés que saber que una pausa programada en medio del trajín diario en el que te desenvolvés te hace más productiva. Lograr resultados de mayor calidad requieren una mente y cuerpo descansados.

Beneficia a todos los que te rodean. Vos que amás a tus hijos y te desvivís por tu familia. Ellos también a vos y adoran verte feliz. Sobre todo relajada y sin gritarles por cualquier cosa. Programar un tiempo para vos cada día es evitar llegar a ese colapso.

Además, das oportunidad que las cosas se hagan sin vos. En casa o el trabajo, muchas veces cometemos el error de querer encargarnos de todo, de no delegar, porque así es más rápido, más fácil, porque nosotras lo hacemos “mejor”. Sin embargo, con esto no solo estamos alimentando una dependencia a que seamos nosotras las únicas que hacemos todo, sino que estamos sacando a los demás la oportunidad de que aprendan.

Basta de ducharse a las apuradas o con la mente puesta en todos tus pendientes.

¿No tenes tiempo?

¡Ah! no tenés tiempo. Mirá vos, qué original. Yo pensé que sí, que te sobraba el tiempo, por eso te estaba dando ideas. ¿Sabés que? No te acepto esa excusa.

Lastimosamente debo recordarte que si te enfermás de los nervios, te da una crisis nerviosa o colapso mental, vas a encontrar tiempo para vos. Vas a tener mucho tiempo para reposar en tu cama o en la de un hospital.

También vas a ver que el mundo (tu trabajo, tu casa, tus hijos, tu pareja) sigue funcionando sin tu intervención. Incluso te vas a sorprender cómo se ingenian para solucionar los problemas sin vos y vas a descubrir que cuando las cosas dejan de hacerse, se hacen de otra manera o incluso se hacen “mal” (según vos) igual funcionan.

A primeras horas el gimnasio generalmente está vacío.

¿Cómo encontrar tiempo para vos?

¡Ahora vayamos a lo práctico!

¿Qué hacés vos cuando te sale una reunión laboral muy importante? Yo, abro mi iCalendar y la agendo con día y hora. Bueno, eso mismo debés hacer para tomar tiempo para vos cada día. Abrir tu agenda y marcar una reunión con vos misma. Y si alguien te cita para esa hora, le decís: Que lástima, no puedo, tengo otro evento. Tan simple como eso.

Ahora, lo que yo hago hace ya más de 6 meses es dedicar las primeras horas de la mañana a mí misma (haciendo ejercicio, leyendo, escribiendo, meditando). Así me aseguro que el resto del día podré dedicar a todo lo demás. Eso sí, hay que madrugar 🙂

A mí me inspiró este video de Balamoda, y luego el libro Mañanas Milagrosas, de Hal Elrod del cual ella habla y lo leí. Te lo recomiendo ampliamente.

La satisfacción de empezar el día con el objetivo de ejercicio físico cumplido.

Tarde o temprano lo vas descubrir

No sé si al leerme hasta aquí te convencí o no, pero estoy tan segura de que dedicar tiempo a vos misma es fundamental para tu salud, que te aseguro que vos también vas a llegar a esta conclusión en algún momento de tu vida.

La diferencia está en la circunstancia en que lo vas a descubrir: Podrá ser ante una crisis de agotamiento y estrés como te describí más arriba), al final de tu vida cuando llegues a la ancianidad y veas todo más claro (como lo aseguraron varias personas antes de morir) o ahora, cuando decidas antes de que sucedan cosas lamentables, apartarte del mundo un par de horas cada día para dedicarte a vos misma y a la vez descubras que el mundo sigue girando sin vos.

Libros recomendados

Comentarios

Comentarios

Tagged on: