Netflix: la nueva forma de ir al videoclub

¿Te acordás de cómo era alquilar una película? Ir hasta el Videoclub, ver que las mejores películas están con el cartelito de “ALQUILADA”, volver a casa con alguna que te pareció más o menos buena, tener que ir a devolverla, olvidarte, pagar multas… ¡Todo esto ahora es historia! Los servicios de “alquiler” de películas online pudieron cambiar completamente el paradigma del cine en casa, ofreciéndote puras ventajas. Netflix es uno de ellos, es el que yo conozco y recomiendo.

Así funciona

Pagás un monto fijo mensual ($7,99) y tenés acceso ilimitado a una gran cantidad de películas, series, documentales, dibujos animados y más. Podés verlas a través de internet, desde tu computadora, celular o tablet, lo que significa que podrás usar el servicio desde cualquier parte del mundo en que te encuentres (siempre y cuando tengas acceso a internet).

Registro, forma de pago

Ingresás a netflix.com y creás una cuenta. Para ahorrarte tiempo en rellenar formularios, podés hacerlo simplemente vinculando con tu cuenta de Facebook. Luego ingresás los datos de tu tarjeta de crédito, pero no te van a cobrar aún, porque ¡el primer mes es gratis!. En caso de que no te convenza el servicio podés que darte de baja antes de cumplir un mes y no te habrán cobrado nada.

Para ver desde la tele

En caso de que quieras ver en tu televisor, tendrías que conectar este a tu computadora (prometo algún día explicar el paso a paso de cómo hacer esto, pero si tenés una de esas nuevas “SmartTVs” -las que se conectan a internet- el asunto es mucho más sencillo aún).

Cuando Harry conoció a Sally

Volver a encontrarte con aquellas películas que te hicieron reir y llorar al mismo tiempo.

¿Por qué es tan genial?

Netflix te recomienda los títulos de acuerdo a tus gustos, lo que vas viendo. También lo hace de acuerdo a la puntuación que le das a cada película, así te va conociendo y recomendando lo que más te gustaría. Lo lindo también es que podés registrarte con tu cuenta de Facebook, así (si querés) publicás lo que estás viendo, ver lo que tus amigos han visto y otras cositas más.

Algún defecto tiene que tener…

La no tan buena noticia es que (al menos la versión para Paraguay), por una cuestión de derechos de difusión, etc., no se encuentran títulos que vayas a decir “qué bruuuto que nueva la película” No esperes que vas a ver el último éxito cinematográfico tan solo unos meses después de su estreno en las salas de cine, no. Yo diría que las películas más nuevas tienen por lo menos un año.

Un peligro

LAS SERIES. Luego no digas que no te advertí. Lost, Scandal, Breaking Bad, House of Cards, Desperate Housewives, y más… muchas series más, que son realmente adictivas. Ves alguna pensando que sólo te llevará los 30 minutos que dura, pero todos, absolutamente todos los capítulos terminan dejándote la boca abierta y con una espectativa enorme, pero qué pasa… en tu mundo de antes tenías que esperar una semana para ver el siguiente capítulo y con Netflix estás a sólo un clic de enganchar el siguiente, por lo que tus 30 minutos iniciales se convierten en 6 maratónicas horas.

Netflix maraton

Los maratones en Netflix, un mal necesario.

Mi conclusión…

Si además de tener poco tiempo libre para ver películas, tenés que contar con la suerte de enganchar alguna que no esté por la mitad y que además sea de tu agrado, con Netflix tenés más posibilidades de que los astros se alineen y ver justo lo que tu estado de ánimo está necesitando en ese preciso instante, donde te encuentres. Vale cada centavo, cada mes.

 

Comentarios

Comentarios

Tagged on: