Como ya me conocerán algunos, soy una fanática de adoptar costumbres que requieren pequeños cambios para obtener grandes resultados, ¡es clave para tener una vida más frugal! Así como en la alimentación, el manejo del dinero, el tiempo y otros recursos, esto también se aplica al cuidado del automóvil, por eso, hoy quiero darte 5 consejos básicos para mimar a tu coche, prolongar su vida y evitar esas inesperadas visitas al taller mecánico.

Mimando a tu autito: 5 Prácticas que darán larga vida a tu coche

1- MANEJAR CON SUAVIDAD Al frenar con brusquedad o acelerar de forma agresiva, se aumenta significativamente el deterioro del motor, sistema de frenos y suspensión. Aunque estas partes sí o sí se desgastan con el uso, un manejo más suave preserva el mejor funcionamiento de todo el sistema de tu auto.

Evita acelerar y frenar bruscamente.

2- CARGAR EL COMBUSTIBLE ADECUADO La nafta común puede ser tentadora para tu bolsillo, pero es realmente un engaño, ya que a la larga (y en muchos casos no tanto tiempo después), puede ocasionar daños irreversibles al motor, y ahí sí que tu bolsillo va a sufrir el costo. Primero debés averiguar bien qué combustible necesita tu auto, de acuerdo a su diseño. Pero la mayoría requiere uno de por lo menos 95 Octanos.

La mayoría de los autos requieren un combustible de octanaje mayor a 95

La mayoría de los autos requieren un combustible de 95 octanos.

3- DESPACIO EN EL EMPEDRADO (y otros terrenos irregulares) Al conducir despacio en el empedrado estarás cuidando todo el sistema de suspensión de tu vehículo. Además, si vas rápido por el empedrado corrés el riesgo de agarrar alguna piedra grande que puede tocar la parte baja de tu auto, perforándote el depósito de aceite o romper el carter.

Cuida el sistema de suspensión de tu vehículo

Cuida el sistema de suspensión de tu vehículo

4- SI LLUEVE MUCHO, MEJOR QUEDATE Sin entrar en el detalle de que nuestra querida Asunción es una trampa mortal en días de intensas lluvias, debés saber que estos grandes raudales también afectan mucho a tu vehículo. Que tengas una 4×4 y tu auto PUEDA pasar una de esas LAGUNAS de raudal, no quiere decir que a tu vehículo le encante hacerlo. Evitá entrar por vías que tengan un nivel de agua que supere la altura del caño de escape. El sistema eléctrico suele ser lo primero en afectarse, también el caño de escape, las luces y no muy lejos la caja de cambios y el motor. Sin querer entrar en paranoia, te recomiendo que si tuviste que pasar por un raudal “importante”, y aunque tu maquina se haya portado y, aparentemente, no le pasó nada, mejor llevála cuanto antes al taller a una revisión preventiva.

En tan solo minutos de intensa lluvia, las calles de Asunción se convierten en una trampa mortal.

En tan solo minutos de intensa lluvia, las calles de Asunción se convierten en una trampa mortal.

5- CONSERVA POR LO MENOS 1/4 DE COMBUSTIBLE EN EL TANQUE Permitir que el tanque de combustible se consuma casi por completo, trae consecuencias importantes. Primero, al utilizar el combustible del fondo del tanque se incrementa la probabilidad de bombear suciedad, aire o humedad, afectando la vida del filtro de combustible y el desempeño del coche. Segundo, la gasolina funciona como medio de enfriamiento de la bomba de combustible, al no tener suficiente combustible en el tanque, se puede dañar la bomba por sobrecalentamiento. Es recomendable tener al menos un cuarto de tanque en todo momento.

Nunca llegues a reserva en el tanque!

Nunca llegues a reserva en el tanque!

Fuentes: Club Suziki El Universo Autos Automotriz.net

¿Te gustó? ¡Comentá, compartí! ¡Seguíme en Twitter!

Comentarios

Comentarios

Tagged on: