Me encanta leer biografías. Siento que conozco a personas tan exitosas y mediáticas desde una mirada más humana, con sus logros e inseguridades, sus éxitos y frustraciones. Este libro “Mi historia” de Michelle Obama está rebosado de inspiración y poder femenino, aquel que mueve al mundo y lo convierte en un lugar mejor. Comparto con vos 3 enseñanzas que me dejó.

1️⃣ Convertir a la inseguridad en un motor ⚡️

“¿Soy lo suficientemente buena?” se preguntaba Michelle desde muy pequeña.

Al venir de una familia de clase media, de raza negra en los 70s, y obtener grandes logros en colegios y universidades de EE.UU. sentía en el fondo esa (ridícula y molesta) sensación de que algo no estaba bien, que ella no pertenecía a esos lugares.

Pero aún así, siempre volvía en sí misma, confiando en que ella también podía lograrlo, sobresalir y llegar lejos. Convirtió a su inseguridad, esa molesta y constante pregunta que se hacía, en el motor de su éxito.

2️⃣ Escuchar nuestro llamado 💜 (incluso si a nuestros padres le parece una locura) 

Siendo ya una exitosa abogada del ámbito corporativo (depto, auto, y una ofi envidiable en uno de esos rascacielos de Chicago) sentía un vacío en el fondo.

Sentía que podía dar más, ayudar a otras personas más necesitadas. Entonces le dijo a su mamá que no era feliz, quien respondió “primero ocupate de ganar dinero, luego de tu felicidad”.

Los padres de Michelle tuvieron una vida muy sacrificada; Nietos de la esclavitud, no entendían a lo que se refería Michelle en esos términos.

Aún así renunció a ese puesto acomodado para trabajar en organizaciones sociales, con la mitad de salario pero respondiendo al llamado de su 💜.

3️⃣ No podemos accionar en todo pero siempre podemos inspirar a otros. ✨

A lo largo de todo el libro, va relatando situaciones difíciles, en la que sentía impotencia por no poder accionar directamente para ayudar a gente vulnerable que requerían una solución del gobierno.

Pero hay algo que siempre hizo: Inspirar a otros: Charlas, discursos, abrazos, miradas, consejos, apretones de manos… Simples acciones que inspiran y encienden en los demás esa energía de decir ¡YO TAMBIÉN PUEDO!

Michelle Obama inspiró (y lo sigue haciendo) a miles de mujeres para animarse cada día a creer en ellas mismas, y cambiar el mundo. 🌎

Si ella pudo, vos y yo también, ¿verdad? 

¿Creés que sos lo suficientemente buena? Comentá con un 💜 para decir “Sí, lo soy!” 💪🏻✨🙌🏼

Comentarios

Comentarios