La falta de tiempo y ganas, indecisiones en el momento de elegir, suelen ser causas principales por las que no afianzamos nuestra relación con los libros. Comparto con vos 6 consejos para leer más, mucho más, y disfrutar de esta magia y poder que tienen los libros.

6-consejos-para-habituarte-a-leer-mas-libros-frugalisima

1. Buscar, buscar y seguir buscando lo que realmente te gusta

Si no te gusta leer, es probable que lo que estás leyendo no te interesa lo suficiente. Por eso yo te recomiendo afinar tu olfato literario y empezar a detectar aquello que realmente te gusta leer. Pueden ser novelas (y en ellas su amplísima variedad), bibliografías, poesía, libros técnicos, prácticos, de autoayuda, desarrollo personal… Analizar los diferentes géneros, autores y estilos, de acuerdo a tu preferencia, es crucial para abrirte camino.

2. Libros que proponen libros

Siguiendo esta línea, podés probar alguno de estos libros de recopilación de textos, que hablan de otros libros. Por ejemplo Leer o morir de Guadalupe Loaeza, es un breve compilado de ensayos de obras inmortales de la literatura mundial, que la autora te propone. En él, ella describe cada una de las obras que seleccionó, por qué le gustó tanto y relata también un poco acerca de los autores. Otro similar es Cuentos que me apasionaron de Ernesto Sábato. Es un compilado de cuentos cortos que este grande de la literatura recomienda y reseña. Es un lujo servirse de tales selecciones, y puede ser útil en tu búsqueda de conocer varios estilos brevemente, antes de decidirte a leer una novela larga. Estos dos ejemplos son de literatura, pero sea el tema que quieras, sólo basta con explorar en Google “Libros sobre [insertar aquí el tema de interés]” y listo.

3. Si no te gusta, abandonar (sin culpas)

Por mucho tiempo me torturé a no empezar otro libro sin haber terminado el anterior. Después me di cuenta que eso sólo lograba que me estanque y ya no lea más nada. Una buena vez me dije que si un libro me aburre, el problema no era mío, sino del libro. Así que sin culpas, empecé a abandonar aquellos textos que, llegado un momento, se tornaban insoportables. Simplemente empezaba otro, y así logré afinar muchísimo más mi búsqueda hacia los textos que me apasionan.

6-consejos-para-habituarte-a-leer-mas-libros-frugalisima-1

4. Identificar la relación con tu estado de ánimo

Muchas veces vuelvo a los libros que abandono. Así fue que empecé a percibir la relación que existe entre mis estados de ánimo y el tipo de libros que me atraen según ellos. A veces, incluso, me encuentro leyendo dos o tres libros a la vez. Y sí, confieso que mi relación con la lectura es un poco tormentosa (?).

5. Propiciar el momento y lugar

Pero eso de abandonar sin culpas tampoco es para que pienses que, si un libro no te atrapa y te mantiene así de principio a fin, merece que lo tires a la basura. Muchas veces me pasaba que el querer abandonar una lectura estaba muy relacionado con distracciones en el ambiente o falta de tiempo para leer. Mi papá siempre dice: “Si usted no tiene tiempo para leer, es porque está manejando mal las horas de su vida”, una frase que la tengo plasmada desde hace décadas. Por eso te recomiendo que te organices y propicies momentos y lugares para leer. Así como tenemos en casa una sala para ver televisión, armar también un rinconcito para leer. Debe ser silencioso, con un cómodo sofá, espacio para organizar los libros y muy agradable; mantas en invierno y flores en verano.

Imagen de Casa Chaucha (la casa de Florencia, en Villa Crespo - Bs. As.)

Imagen de Casa Chaucha (la casa de Florencia, en Villa Crespo – Bs. As.)

6. No esperar el momento indicado

Al contrario de lo que dice arriba, también te recomiendo que no te condiciones a que todo sea perfecto para sentarte a leer en tu rinconcito y en silencio. Stephen King, en su obra Mientras escribo, habla sobre su relación con la lectura y la escritura. “El secreto está en leer de a tragos cortos” dice. Viniendo de un escritor de esa talla, no sorprende que pasa una buena porción de sus días leyendo. ¿Cómo? Cuenta que sencillamente lee todo el tiempo, en todos lados; en la fila del supermercado, en las salas de espera, en el baño, incluso cuando maneja escucha audiolibros. La clave es llevar siempre un libro a cuestas. En este caso, yo recomiendo la gran ventaja de tener libros en formato digital, porque así siempre lo tenés a mano en tu smartphone o tablet. Practicando leer todo el tiempo también se va ganando la capacidad de abstraerse en medio del caos en que te encuentres. Sobre todo si es un libro que te fascina, ya no dependés del silencio o el momento ideal para leer. Es irresistible en cualquier lugar.

ibook ipad

7. El programa de televisión Libroteca

Libroteca es un programa argentino que se emite en Canal de la Ciudad y me encanta. En media hora podés adentrarte a las diversas aristas del universo literario. Entrevistan a escritores consagrados, visitan a los famosos para conocer sus bibliotecas particulares, y también pasan testimonios de gente común y corriente (niños y adultos) para hablar sobre lo que leen. En este programa descubrí un montón de opciones para leer y cómo es la relación con la lectura que tienen otras personas. Como es un canal que no tenemos en Paraguay podés, como yo, ver todos sus episodios en YouTube.

No te pierdas la oportunidad de disfrutar esta magia. Leer es poder, libertad y deleite para el alma.

Comentarios

Comentarios