Llegar a casa después del trabajo y cortar mentalmente con él aunque ya nos hayamos retirado físicamente de la oficina, puede ser todo un reto. Y para quienes trabajamos en casa, “llegar” al hogar después de una jornada laboral puede ser aún más complicado.

¿Tenés bien delimitado dónde empieza y dónde termina tu trabajo?

Definir ¡y cumplir! un horario de trabajo, te ayuda a mantener el equilibrio y ser más productiva. Una excelente manera de lograrlo es con ayuda de las rutinas, por eso te comparto mi rutina para llegar a casa después del trabajo.

Rutinas para llegar a casa después del trabajo

1. Planificar el día siguiente

La rutina para llegar a casa después del trabajo empieza antes de terminar tu jornada laboral. Te recomiendo que unos quince minutos antes de tu horario de salida, des por finalizadas tus acciones operativas y te pongas en marcha a planificar el día siguiente.

Si sos como yo, seguramente vas a desesperar porque el tiempo pasó volando y (además de los imprevistos) no lograste terminar con tu To-Do-List.

Es normal. Aceptalo y mejor aún, podés tomar esto para identificar qué tan realista sos al hacer tu lista de cosas para hacer en el día. Lo ideal es que llegues a conocer tus tiempos, la realidad de lo que te lleva terminar las tareas y sobre todo, dejar espacio para los imprevistos, que siempre están.

2. Disfrutar el camino a casa

Si trabajas fuera de casa, el camino de vuelta es un excelente momento para despejar la mente, podés volver escuchando un buen podcast o tus canciones favoritas. ¡Sacale provecho al tráfico!

3. Cambiate de ropa

Es primordial darle a tu cuerpo la sensación de que el trabajo terminó y ahora es momento de relajarse. Podés tomarte una ducha relajante antes, pero probablemente estés hambrienta. Pero lo que te pido es que antes de saltar a la cocina te cambies de ropa. Cambiarte de ropa te cambia automáticamente el estado mental.

4. Quince minutos con vos misma

Tuviste un día arduo, lleno de reuniones, llamadas, mensajes, planillas, tráfico, idas y vueltas. Todo esto es enfocado hacia el exterior. Es tu trabajo y lo amás, pero así como atendes todos los días a clientes, compañeros de trabajo, proveedores, es importantísimo que también te atiendas a vos misma todos los días.

Tomate diariamente 15 minutos para estar con vos misma, puede ser un baño caliente, meditar o tener un tiempo de silencio, tocar algún instrumento, pintar, escribir tus agradecimientos, hacer ejercicio.

Elegí algo que vaya con vos, o si no lo sabés, andá explorando alguna de estas cosas (y luego contame!).

5. Ahora sí, reconectarte con los demás.

Ahora sí, a compartir en familia, con amigos, tu serie favorita, el mundo exterior. Si mirás con atención lo único nuevo que te propongo aquí son esos 15 minutos con vos misma. El resto es prácticamente igual, pero ordenándolo de una manera más consciente.

Tener un ritual diario para la transición del trabajo a casa te ayuda a desconectar tu mente del trabajo. Como todo hábito, lleva un proceso, pero a medida que lo incorpores a tu vida tu cuerpo y mente responderán más rápido de lo que te imaginás.

Prohibido por completo

  • Llevar trabajo de la oficina a casa.
  • Seguir rumiando en tu mente soluciones a problemas laborales. Acordate que muchas veces las mejores soluciones llegan luego de que dejas descansar a tu mente 😉
  • Responder mensajes, llamadas, e-mails laborales. ¿Te parece poco profesional? Todo lo contrario. Así como evitar que los problemas personales interfieran en tu vida laboral demuestra tu profesionalismo, marcar un límite para evitar llevar a casa problemas del trabajo también lo hace. Aunque no lo creas, los compañeros, colaboradores, clientes o jefes, se acostumbran a ello y respetan. (Si no lo hacen, habrá que tomar decisiones).

Si trabajás desde tu casa te recomiendo leer mi nota “7 Consejos para trabajar desde la casa ordenadamente” justamente se basa en separar las cosas del trabajo con las del hogar. No sólo por ser poco saludable para tu vida personal y familiar sino también por ser algo poco productivo.

¡Ahora vos contame! ¿Qué otras ideas tenés para desconectar trabajo de vida personal? ¿Qué rutina agregarías? ¡Deja tus comentarios!

Ilustraciones: People vector created by pikisuperstar – www.freepik.com

Comentarios

Comentarios

Tagged on: