Ser mamá, ser la hinchapelotas constante

Ser mamá, ser la hinchapelotas constante

Llegó un momento en mi vida de madre, en que me di cuenta que para mis hijos yo solo soy una máquina de dar órdenes e indicaciones. No me gustó, pero luego entendí que estaba equivocada. Cuando aún no tenía hijos y más o menos empecé a entender la importancia de dormir temprano para no tener sueño al día siguiente, de alimentarme bien y cuidar mi salud, de hacer ejercicios, de ocuparme de tener una buena relación con mi familia… ¡Paf! Me convertí en mamá.

4 Apps para planificar viajes y por qué es tan gratificante hacerlo

4 Apps para planificar viajes y por qué es tan gratificante hacerlo

Diez años atrás, cuando no existían los smartphones ni apps como TripAdvisor y (podría asegurar) ni siquiera la idea de una app como Airbnb, planificar un viaje era mucho más difícil. O, quizás en realidad, siendo yo una veinteañera y sin hijos, esa palabra “planificación” me sonaba a “¿He…?”. Hoy, disfrutamos de planificar al máximo con apps especializadas, como estas cuatro, que son mis favoritas y te las recomiendo…

Propósitos no convencionales para el año nuevo

Propósitos no convencionales para el año nuevo

¿Y si este año nuevo en lugar de proponerte ganar más dinero te desafiás a ganar más tiempo para vos? ¿O si en lugar de comprometerte en ser más disciplinada en el trabajo, te responsabilizás a tomarte en serio la diversión? Estas son algunas de las metas poco convencionales que te sugiero escribir en tu nueva agenda 2017. Porque estoy segura de que si las cumplís -no creas que será fácil- lo demás vendrá por añadidura.

Una noche para desear, todo un año para agradecer

Una noche para desear, todo un año para agradecer

Vos sabes lo difícil que es coordinar un encuentro con una amiga. Ni hablar de reunir a todo el grupo. Quizás ya no te sorprenda que pase todo un año sin coordinar todas juntas en una sola salida, ¿verdad? Pasa. Cada fin de año es una excelente oportunidad para crear nuevas tradiciones. Te cuento esta hermosa tradición que venimos teniendo con mi grupo de amigas desde hace varios años, lo mucho que nos ayuda a mantener fuerte la llama de nuestra amistad, determinar nuestras prioridades y comprometernos con nuestros sueños.

No seré perfecta, pero tengo algunos buenos hábitos

No seré perfecta, pero tengo algunos buenos hábitos

Si te ponés a pensar, un día cualquiera está repleto de acciones automáticas: Cepillarse los dientes, preparar café, manejar como zombie a la oficina. Y, aunque hoy estas actividades las realizás sin esfuerzo, la primera vez que las hiciste, te costaron muchísimo. Así de buenos y malos son los hábitos. Una vez que sabés lo determinante que son los hábitos para tu vida, es un desperdicio no tomarles partido.

El placer de planificarlo todo y también ser espontánea

El placer de planificarlo todo y también ser espontánea

Hace un par de años hice uno de los viajes más memorables en lo que va de mi vida. No, no recorrí Europa ni conocí la selva del Amazonas; fui a Buenos Aires, por tres días, entre 7 amigas. La pasamos genial y yo, entre tantas cosas que podría contarte de esa aventura, decidí compartir lo siguiente: Me sorprendió -gratamente- lo organizada y planificadoras (quizás al extremo) que somos las mujeres.